¿Estás buscando un visado para Europa?

Los mejores mercadillos navideños de Europa

por Cristóbal Manjón | 11 de octubre de 2021
Adornos navideños

La temporada de adviento en Europa es una experiencia que se vive con intensidad y pasión. Viajar en invierno a países europeos se está convirtiendo en tendencia.

Uno de los principales motivos por los que se viaja a Europa los meses de noviembre y diciembre es por sus increíbles mercadillos navideños, que ofrecen ese entorno de ilusión de cuando éramos pequeños.

Hemos hecho una selección de los que son, para nosotros, los 10 mejores mercadillos navideños de Europa. El orden de esta selección es puramente alfabético, no tiene nada que ver con el orden de los mejores, cada uno tiene su encanto propio.

Mercadillo navideño de Basilea

A orillas del Rin nos encontramos con esta fantástica ciudad Suiza que cuenta con una de las mayores tradiciones navideñas de Europa. El mercado navideño de Basilea se ubica en las plazas de Barfüsserplatz y Münsterplatz, y es uno de los más hermosos de Suiza.

En el casco histórico, en pleno centro de la ciudad, es donde montan cada año este colorido, amplio y a la vez acogedor mercadillo. Un total de 180 paradas de comerciantes y artesanos que ofrecen sus productos desde unas bellas casetas de madera. 

En la plaza de Münsterplatz encontraremos el gran árbol de navidad adornado por el famoso decorador Johan Wanner.

Podremos disfrutar de una estupenda panorámica del mercado desde lo alto de la torre de Martín, donde cada año, para estas fechas, se iluminan las escaleras dando acceso a su mirador.

Para cerrar la visita, dentro del patio interior del ayuntamiento de Basilea, podemos encontrar el Gran Libro de los Deseos, donde todos los visitantes podrán dejar plasmados los suyos.

Parte de la Catedral de Basilea y la ciudad

Mercadillo navideño de Berlín

En la capital alemana podemos encontrar decenas de mercadillos navideños repartidos por toda la ciudad, incluso hasta en museos.

Delante del Palacio de Charlottenburg se encuentra uno de los mercadillos más característicos y populares de la ciudad.

Otro de los mercadillos más típicos de la ciudad berlinesa es el de Roten Rathaus. Este pequeño y colorido mercadillo cuenta con una pista de hielo iluminada con bonitas luces de colores y una pequeña noria. Es un bonito y acogedor lugar para darse un paseo.

Muy probablemente, en estas fechas encontraremos la ciudad nevada o con una temperatura adversa, pero no debe preocuparos el mal tiempo. Aparte de ser parte del decorado (nevado es más bonito), están perfectamente preparados para el frío y existe calefacción en todas las casetas del recinto.

Mercadillo navideño de Bolzano

En la falda de los Alpes italianos nos encontramos con la ciudad de Bolzano, contrastada por un bello ambiente navideño y con un gran paisaje alpino de fondo. Quizás sea el mejor mercadillo navideño de toda Italia. A pesar de no tener una gran tradición navideña como Alemania o Austria, este precioso mercadillo navideño italiano no tiene nada que envidiar a otros.

El mercado se divide en dos zonas. Una de ellas es el pueblo de la Navidad, donde encontraremos una noria visible desde casi cualquier punto del mercado y una pista de patinaje sobre hielo en la que efectúan espectáculos. Esta parte es la más transitada por grupos de personas, que se reúnen para tomar algo mientras disfrutan del ambiente bajo unos pequeños techos de madera.

La segunda parte es la zona de los puestos navideños. En esta zona es donde encontraremos objetos de regalo, artesanías, puestos de comida y la parte más tradicional, todo ello a la sombra del Duomo de Bolzano.

Mercadillo navideño de Colmar

Colmar es una ciudad de cuento situada al nordeste de Francia. Famosa por su gran tradición navideña, esta ciudad ofrece animados mercadillos de navidad.

Las preciosas calles y casas del casco antiguo de la ciudad se iluminan y decoran todos los años con mucho mimo por sus ciudadanos. Además, ofrecen un sinfín de actividades culturales y lúdicas para todas las edades.

En total son cinco los mercados navideños de los que podemos disfrutar en Colmar, incluido uno para los más pequeños de la casa, donde podremos encontrar una pequeña feria y variada animación infantil.

Para los mayores, podremos ir al mercado de la Plaza de Juana de Arco, lugar perfecto para disfrutar de la gastronomía estacional tan típica de esta época.

La pequeña Venecia en Colmar, Francia

Mercadillo navideño de Copenhague

En la capital de Dinamarca, y concretamente en el Parque Tívoli, las fechas navideñas transforman a este precioso parque de atracciones en el lugar perfecto para visitarlo en familia. En él podremos encontrar varias atracciones para los peques y dar bonitos paseos por sus amplios y verdes jardines, todo ello decorado con luces y ambientación navideñas a orillas del lago que se convierte en una pista de hielo natural.

Es uno de los primeros mercadillos de Europa en abrir sus puertas. Como este mercadillo está dentro de un parque de atracciones, la entrada es de pago. No obstante, valdrá la pena pagar, ya que cuenta con un total de 27 atracciones, más de 60 casetas y una impresionante decoración navideña, que amenizará la estancia durante la visita.

Las puertas de este mercadillo abren el 17 de noviembre y cierran el 31 de diciembre.

Mercadillo navideño de Múnich

En esta bonita capital de Baviera no solo se celebra el Oktoberfest, también se puede disfrutar de la navidad en los distintos mercadillos navideños que encontramos recorriendo la ciudad.

El mercado navideño más famoso y visitado de Múnich es el que se encuentra en Marienplatz, y se celebra desde 1972. Además de los típicos puestos navideños, este mercadillo ofrece conciertos de música en directo, que se celebran en la misma plaza que rodea el mercadillo, ofreciéndonos la posibilidad de ver y escuchar instrumentos tradicionales de las regiones alpinas.

También es típica la degustación del vino caliente y las almendras tostadas, ideales para entrar en calor y obtener energía si nos encontramos con el mercadillo nevado.

La ciudad de Munich en Alemania

Mercado navideño de Praga

La bonita capital de la República Checa alberga diversos mercadillos navideños.

Desde mediados de noviembre hasta la primera semana de enero podremos disfrutar de todos ellos, aunque el más visitado es el de la plaza del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja. Esta plaza es la que acoge el famoso Reloj Astronómico de Praga, por eso es la más visitada de la capital.

El otro mercadillo más visto y recomendado es el que se encuentra en el Castillo de Praga. Aunque no es demasiado grande, su ubicación en la parte trasera de la catedral lo convierte en una parada obligatoria.

En estos mercadillos podremos encontrar todos los adornos navideños que busquemos, además de diversas marionetas y juguetes de madera, y también flores secas y figuras de hojas de maíz. 

Mercado navideño de Salzburgo

Allá por el siglo XV, a las puertas de la fortaleza de Hohensalzburg, ya se organizaba este clásico mercadillo navideño llamado Chriskindlmarkt. En este mercadillo y sus alrededores podremos encontrar distintas representaciones y exposiciones de belenes y su ya característico concierto de “Advent Blasen”, donde el conjunto musical Salzburger Turmbläser interpreta piezas musicales con instrumentos de viento todos los jueves y sábados por la tarde.

En el pequeño pueblo de Oberndorf podremos encontrar una bella atracción navideña donde tiene origen el villancico de “Noche de paz, noche de amor”. Aquí podremos disfrutar de la representación de este y muchos más villancicos a las puertas de la capilla del pueblo.

En esta bonita ciudad austríaca la música es parte de su vida diaria, por eso, los mercados navideños siempre van acompañados de conciertos en la calle. El único inconveniente es el frío, su paisaje nevado y su proximidad a los Alpes orientales favorecen este clima invernal.

Salzburgo por la noche

Mercadillo navideño de Tallin (Estonia)

El mercado navideño de Tallin, capital de Estonia, se posiciona todos los años en el ranking de mejores mercadillos navideños de Europa.

Esta ciudad amurallada es preciosa en cualquier época del año, pero la Navidad la hace realmente espectacular. Desde finales de noviembre hasta principios de enero podremos disfrutar de su mercado navideño, situado en la Plaza del Ayuntamiento.

Este mercadillo es la viva estampa de la navidad. Nevado y adornado con infinidad de luces, tiene como punto de referencia el gran árbol de navidad que preside el centro de la plaza. Este árbol compite en afluencia con Papa Noel y sus renos, que tienen una casa en el mercado para que los niños puedan disfrutar de él y entregarle sus cartas.

En este mercado navideño podemos encontrar, además de artesanía y adornos navideños, la típica comida de Estonia, sus típicas salchichas, col y pan de jengibre. 

Mercadillo navideño de Viena

Los mercados navideños de Viena continúan con una tradición milenaria que se remonta a la Edad Media. Desde entonces, los mercados han cambiado considerablemente, pero han mantenido la antigua esencia. A día de hoy, podemos encontrar más de 20 mercados oficiales de adviento repartidos por la capital, en los que encontraremos una gran variedad de souvenirs, comida y deliciosas golosinas.

Uno de los mercados más espectaculares es el Vienna Magic of Advent, donde la fantasía y el color se forman alrededor de un gran árbol navideño con casetas de maderas que lo acompañan. Podremos encontrar villancicos y adornos navideños a cada paso que hagamos.

Normalmente se disfruta bajo la nieve, lo que hace que sea más bonito, y más frío también. Este mercado está considerado como uno de los mejores mercados navideños de Europa.