¿Estás buscando un visado para Canadá?

Parque nacional de Banff en Canadá: Guía de exploración

por Elena Escudero | 30 de septiembre de 2021
Lago Louise, Canadá

Situado en la provincia de Alberta, a 180 kilómetros de la ciudad de Calgary se encuentra este colosal parque natural, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El parque nacional de Banff es posiblemente el mejor parque nacional de Canadá. Cuenta con una superficie de más de 6.000 kilómetros cuadrados, incluyendo montañas, bosques, glaciares, lagos, ríos y estaciones de esquí.

Las actividades que se pueden realizar en el parque son muchas y muy variadas: se puede disfrutar de las aguas termales de Cave and Basin, hacer rutas de senderismo por todo el parque nacional, hacer un picnic a la orilla de un glaciar, practicar esquí o snowboard en cualquier época del año, hacer rafting en el río, escalar las Montañas Rocosas, etc.

¿Qué se necesita para viajar al parque nacional de Banff?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que se necesita visa para Canadá. Aquellos que provengan de nacionalidades elegibles, podrán solicitar online el visado ETA Canadá, que es una autorización electrónica de viaje obligatoria para ingresar a Canadá. Para tramitar dicha autorización debemos tener pasaporte en vigor con una caducidad superior a 6 meses en el momento del viaje. La recibirán aprobada en su correo electrónico.

Otra cosa que debemos valorar antes de programar un viaje a Canadá, y en concreto al parque nacional de Banff, es cuál es la mejor época para viajar, dependiendo del motivo de nuestro viaje. Se puede viajar en cualquier época del año, aunque dependiendo de lo que queramos hacer allí, será mejor una estación u otra.

Montañas y lago en el parque nacional de Banff

¿Cuál es la mejor época para viajar al parque nacional de Banff?

Viajar al parque nacional de Banff en invierno

De diciembre a marzo, la nieve tiene la mejor calidad de todo el año. Si vamos a realizar deportes de invierno como esquiar, hacer rutas con raquetas, visitar los glaciares, disfrutar de paisajes totalmente nevados y disfrutar al máximo de sus aguas termales, esta deberá ser nuestra estación del año para visitar el parque.

Si nuestro viaje no se centra tanto en la nieve, en invierno encontraremos los senderos y carreteras cerradas debido a las nevadas. Las temperaturas en esta época del año se mantienen alrededor de los 15 grados bajo cero, por lo que es necesario llevar ropa adecuada y tener nuestro vehículo preparado con cadenas de nieve. Por lo tanto, si deseamos ver un parque más verde y no tan blanco, esta no debe ser nuestra época del año para visitarlo.

Viajar al parque nacional de Banff en primavera

De marzo a junio, la afluencia de turistas es relativamente baja y el parque tiene una belleza especial. Aunque encontraremos nieve y hielo en muchos lugares, en otros comienza el deshielo y asoma el verde intenso de su vegetación. Además, las temperaturas, aunque bajas aún, son mucho más agradables que en invierno.

Viajar al parque nacional de Banff en verano

De junio a septiembre, los senderos y caminos se presentan verdes e ideales para practicar deportes de montaña como senderismo, escalada, rafting, entre otros.

En verano las temperaturas diurnas son cálidas, manteniendo una media de 23 grados, aunque por la noche las temperaturas caen hasta los 10 grados de media. 

Esta es la época con más turismo, por lo que se deben llevar reservadas todas las actividades que queramos realizar, así evitaremos sorpresas ingratas. El alojamiento también debemos reservarlo con antelación y su precio será más elevado que en otra época del año.

No obstante, una de las principales ventajas de viajar en esta época es que los días son más largos y oscurece más tarde, por lo que podemos aprovechar mucho más nuestros días de estancia.

Viajar al parque nacional de Banff en otoño

El otoño junto con la primavera son las mejores épocas para hacer turismo en Canadá. De octubre a diciembre todavía no hace el crudo frío invernal, y la vegetación tiene ese maravilloso abanico de colores entre marrón y naranja que ejerce contraste con el hielo y el agua.

Si tenemos la posibilidad de viajar en octubre o noviembre, es sin duda la mejor época para visitar el parque nacional de Banff, además, son meses de poca afluencia turística y los precios son más moderados.

Nieve lago y bosque en Canadá

Qué ver en el parque nacional de Banff

La primera parada obligatoria es el encantador pueblo de Banff, donde encontramos todo tipo de servicios, bares, restaurantes, tiendas de artículos de deporte de montaña, hoteles, souvenirs, supermercados, etc., además de ver desde aquí las impactantes vistas de las Montañas Rocosas de Canadá.

En el pueblo debemos dirigirnos al Banff visitor Center, donde podremos obtener toda la información del parque, mapas de las carreteras y las rutas existentes y el estado de ambas. Aquí conseguiremos toda la información del parque nacional que necesitemos.

Aquí os dejamos algunos de los lugares imprescindibles para visitar:

Cave and Basin

Cave and Basin es una cueva de fuentes termales y naturales ubicada en un entorno privilegiado, desde donde se creó el primer parque nacional de Canadá. La entrada a la cueva tiene un precio de 4 dólares canadienses, pero se puede comprar una entrada combinada que nos permitirá acceder también a Upper Hot Springs.

Upper Hot Springs

El Upper Hot Springs es un balneario situado en pleno parque natural de Banff, que consta de varias piscinas de agua caliente al aire libre. Posee unas vistas increíbles del parque y nos permite disfrutar del entorno de Banff a la vez que nos damos un relajado baño.

Mount Norquay Drive

Mount Norquay Drive es una de las carreteras del Monte Norquay que nos lleva por la ladera de la montaña hasta la estación de esquí. En la última parte de la carretera se encuentra un conocido mirador con espectaculares vistas de la ciudad de Banff y del Bow Valley, donde miles de visitantes paran a descansar y disfrutar del aire puro. Desde aquí se accede al telesilla que nos sube hasta la estación de esquí.

Moraine Lake

El Moraine Lake es considerado uno de los lagos más espectaculares de las Montañas Rocosas

Debido al sedimento de las rocas, junto con los glaciares, ofrecen a este lago un espectacular color del agua y un increíble reflejo de la luz del sol y las montañas en el lago. 

El Moraine Lake se encuentra en el Valle de los Diez Picos a 2.000 metros de altura, y está rodeado por diez picos de nieve perpetua que alcanzan los 3.600 metros de altura. Si podemos seguir subiendo, 300 metros más arriba se encuentra el mirador de The Rockpile Trail, donde encontramos las vistas de los 20 dólares, nombre otorgado por ser la imagen de los billetes canadienses de 20 dólares desde el año 1969 hasta 1979.

Lake Louise

El lago Louise está a 1750 metros de altura y es una de las atracciones más visitadas de Canadá junto con la del Glaciar Victoria. Este lago recibe su nombre en honor a la princesa británica Luisa Carolina Alberta. En la orilla del lago se encuentra el lujoso hotel Fairmont Chateau Lake Louise.

Para llegar al lago se puede acceder en autobús o en coche, ya que dispone de parking. También se puede llegar caminando a través de una ruta de senderismo de unos 3 kilómetros. Este es el punto de partida para hacer diferentes rutas de trekking, desde rutas de inicio hasta rutas más avanzadas.

Estación de esquí Lake Louise

El esquí es una de las actividades más realizadas de Banff en invierno. La estación de esquí más popular es la de Lake Louise. Cuenta con más de 145 pistas de esquí, y el teleférico está abierto y en funcionamiento todo el año, por lo que en cualquier época se puede disfrutar de las vistas panorámicas de los glaciares y los lagos.

Bow Valley Parkway

La Bow Valley Parkway es una de las principales carreteras del parque nacional. Rodeada de inmensos bosques de pinos y de una verde y extensa vegetación, se puede observar en ella la fauna salvaje del lugar.  

Además, esta carretera nos lleva a Morant's Curve y al río Bow. También observaremos las vistas de la línea de ferrocarril Canadian Pacific Railway.

Johnston Canyon

Otro de los lugares más visitados de todo el parque nacional se encuentra en Bow Valley Parkway, a unos 25 minutos de Banff. Allí encontramos el Cañón de Johnston con dos impresionantes cascadas: Lower Falls y Upper Falls.

Para llegar a Lower Falls debemos seguir un camino de poco más de 1 kilómetro entre las espectaculares paredes rojizas del cañón. También encontramos túneles en las rocas y pozas que forman el río que desemboca en la cascada. Esta cascada dispone también de un mirador, donde se siente toda la fuerza del agua.

Para ir a las cascadas de Upper Falls, el camino es más complicado. Se aconseja que este camino lo realicen personas que tengan una preparación mínima de trekking intermedio pues, además del desnivel, el camino siempre está cubierto de nieve. La cascada tiene unos 30 metros y desde lo lejos se escucha el estruendo de la caída del agua.

Río Kicking Horse

El río Kicking Horse es uno de los imprescindibles si visitamos Banff. Se encuentra a unos 10 minutos de la estación de esquí del lago Louise, donde se forman tres pequeñas cascadas que se originan en el río. Además de admirar su belleza, el río es perfecto para practicar rafting o para realizar rutas de senderismo. 

Gondola Banff

Estas góndolas en Banff son cabinas de cristal que, debido a esta característica, nos ofrecen disfrutar de vistas de 360 grados

El recorrido de las góndolas dura unos 15 minutos, comenzando desde la ciudad de Banff hasta la montaña de Sulphur. Durante el recorrido se pasa por encima de Banff, por el río Cascade y por el lago Minnewanka. Aunque el recorrido dure poco, merece la pena las vistas.

Castle Mountain Viewpoint

El castillo de Mountain, y en concreto su mirador, es un lugar que no podemos perdernos. 

Su nombre proviene de los picos de las montañas que, a consecuencia de la erosión de cientos de años, ha formado una montaña semejante a las torres de un castillo. Este es uno de los miradores con mejores vistas de todo Banff.