¿Estás buscando un visado para Guinea?

¿Cuáles son las mejores islas de Guinea para visitar?

por Elena Escudero | 12 de agosto de 2021
Aves características de Guinea

El enorme golfo de Guinea está situado en pleno océano Atlántico, recorriendo las costas desde Liberia hasta Togo.

Las principales islas del Golfo de Guinea son las islas de Santo Tomé y Príncipe, que juntas forman la república que lleva su nombre. Otra de las islas más importante es la de Bioko, cerca de las costas de Camerún.

Santo Tomé es la isla más grande y también capital de la república.

Haremos un repaso de lo que debemos visitar en esta isla, pero antes recuerda solicitar tu visado para poder visitar todo lo que te ofrece este maravilloso país. Descubre los requisitos y la documentación necesaria para viajar a Guinea así te aseguras de que no te faltará nada.

Isla de Santo Tomé

Fuerte de Sao Sebastiao

Este fuerte protegía a la isla de los ataques externos, y fue el lugar más importante para la defensa marítima de la ciudad y del resto de las islas. En la actualidad posee en su interior el Museo Nacional de Santo Tomé, donde tanto en el edificio, como alrededor del fuerte, se percibe la época colonial, la conquista portuguesa del territorio y la historia de esta parte de África. Además, posee unas impresionantes vistas del fuerte marítimo.

Palacio presidencial

El palacio presidencial es un edificio de visita obligada, aunque únicamente puede visitarse desde el exterior pues es a día de hoy la residencia oficial del presidente de la República de Santo Tomé y Príncipe.

No se permite visitar el interior, y puede que incluso no nos dejen realizar fotografías del edificio. Pese a estos inconvenientes es una visita recomendable, puesto que la sola arquitectura del edificio merece la visita.

Catedral de Nossa Senhora de Graça

Tras la colonización de las islas, la arquitectura colonial portuguesa de la época se puede ver por todos sus rincones. La Catedral de Nossa Senhora de Graça es la más importante de todo el golfo de Guinea y se encuentra en el distrito de Agua Grande.

En el centro de la plaza se puede ver esta bonita catedral católica con sus dos grandes campanarios y con un interior de construcción sencilla, pero con un peso importante de la colonización y del paso de los portugueses por la isla.

Avenida de Independencia y Avenida de Conceição

En estas dos avenidas se concentra la mayor parte del ocio de toda la isla. En este lugar se encuentran los comercios, los bancos, y los locales más importantes. No debemos dejar de recorrerlas.

Mercado Velho y Mercado Novo

Estos dos mercados son los principales de la isla. Cuentan con una buena oferta de comida local, puestos de frutas exóticas, venta de artesanía, etc., y son los encargados de dar sustento a todos los comercios y restaurantes de la isla.

Sus antiguas y descoloridas paredes y fachadas desconchadas le dan a este mercado un toque antiguo en pleno casco viejo.

En este mercado se encuentran todos los puestos de alimentación y especias y, aunque las condiciones higiénicas no son las más óptimas, el mercado merece la pena, además de poder conocer la amabilidad de su gente.

Isla de Santo Tomé, Guinea

Fábrica de chocolate Claudio Corallo

Descubrir el laborioso proceso que efectúa el cacao hasta ser como lo conocemos es lo que vamos a descubrir en esta fábrica de chocolate. Podremos ver las enormes plantaciones de cacao, observar cómo se recolecta el fruto y ver la transformación al preciado chocolate que nosotros conocemos.

Además de ver el proceso y las enormes instalaciones de la fábrica, el chocolate de la fábrica de Claudio Corallo es una de las marcas élites de la zona y de reconocimiento mundial.

Lago Azul

En la costa de Santo Tomé se encuentra uno de los lugares más especiales de la isla. Pese a que se llama Lago Azul, no es un lago sino una playa.

Esta espectacular playa tiene una de las mejores aguas para realizar snorkel, pero lo más atractivo de ella es que está rodeada de enormes árboles baobabs que llegan hasta la misma orilla de la playa.

Cascada Sao Nicolau

Si algo tienen estas islas son rincones idílicos totalmente desconocidos. En una de las carreteras se encuentra un desvío hacia una parte de selva virgen, que alberga en su interior la enorme Cascada de Sao Nicolau.

La cascada se halla rodeada de naturaleza en un paraje virgen y lleno de encanto. No suele estar muy abarrotado de gente, por lo que es un rincón único para visitar y disfrutar de un bonito día.

Cao Grande

Este es uno de los lugares más icónicos de las islas de Santo Tomé y Príncipe. 

Esta enorme formación rocosa es una extraña montaña volcánica que se eleva del suelo más de 600 metros. Las nubes suelen cubrir el pico del volcán, creando un perfecto espectáculo visual. 

Es un lugar ideal para los amantes de la escalada, aunque hay que tener cuidado, pues los alrededores del bosque cuentan con una alta presencia de ejemplares de serpientes. Si deseamos ir a escalar es recomendable hacerlo con una excursión organizada, y que nos acompañen guías expertos para poder adentrarnos en el bosque hasta el volcán de manera segura.

Isla de Rolas

Esta isla es conocida como el centro del mundo. El meridiano de Greenwich la cruza justo en la línea del Ecuador. Esta isla es una de las más espectaculares de Santo Tomé y un auténtico paraíso para los submarinistas de todo el mundo.

Rodeada de una exuberante fauna, posee una belleza espectacular, y lo mejor de todo es que no está repleta de turistas. Rodeada de enormes formaciones rocosas verdes, playas de arena fina y agua cristalina, es un lugar perfecto para disfrutar de un día de relax.

Isla de príncipe

Dentro de la República de Santo Tomé y Príncipe debemos destacar la isla de Príncipe donde, pese a su reducido tamaño, se encuentran las mejores playas de África.

La isla del Príncipe es una de las más desconocidas, pero una de las más bellas.

Las playas salvajes de Playa Banana, Playa grande o Playa Boi son totalmente desérticas. En estas playas miles de tortugas llegan a desovar cada año y, además, estas playas poseen una fauna marina única debido a sus tranquilas aguas.