¿Estás buscando un visado para Rusia?

Lugares imprescindibles en Moscú

por Luz Prada | 19 de octubre de 2020
Moscú por la noche

La capital rusa es una de esas ciudades que todo viajero debe conocer. Eso sí, escoge bien las fechas de tus vacaciones, porque si vas a Rusia entre los meses de octubre a abril te aseguro que te quedarás helado y no solo por la belleza de sus monumentos.

Yo por si acaso ya he metido en la maleta mi Ushanka, el gorro ruso de orejeras flexibles que te protegerá del frío y te ayudará a moverte por la ciudad como un moscovita más.

Te invitamos a acompañarnos por los lugares más espectaculares de Moscú a través de los 49 puentes que atraviesan el Río Moskova y sus canales. En Moscú podrás desplazarte por menos de un euro por uno de los metros más bonitos del mundo, en el que cada estación es una obra de arte repleta de esculturas y adornos dignos de cualquier palacio.

Ya tenemos todo lo necesario para comenzar nuestra visita. Vamos a descubrir todos los misterios que esconde la maravillosa capital de la “Madre Rusia”.

Iglesia ortodoxa en Moscú

El metro de Moscú

El metro de Moscú cuenta con más de 40 estaciones que han sido declaradas como Patrimonio Cultural de Rusia, así que mientras te desplazas por la ciudad para llegar a los lugares de interés de la capital podrás conocer un poco más de su historia a través de uno de los complejos subterráneos más bellos del mundo.

Cada estación de metro en Moscú es un trozo de su historia, una oportunidad para conocer la evolución de su pueblo y una auténtica galería de arte. Si quieres empaparte de toda la tradición del pueblo moscovita puedes pasearte por el metro escuchando en tus cascos el precioso himno de la Federación Rusa.

Estas son algunas de las estaciones más famosas de la capital:

  • Estación Dostoevskaya: una estación temática dedicada a la figura de Fiódor Dostoyevski, gran escritor universal nacido en Moscú. Los murales de esta estación están decorados con escenas de sus novelas más populares, como “Crimen y castigo”, considerada una de las obras más influyentes de la literatura rusa.
  • Estación Komsomólskaya: el metro de Moscu es conocido como “El palacio del pueblo” gracias a estaciones como esta. En ella se representa la lucha continua del pueblo ruso por su independencia, desde el siglo XIII hasta la II Guerra Mundial. La estación recuerda a un palacio y en sus techos hay 8 mosaicos que representan escenas clave de la historia de la nación.
  • Estación de la Plaza de la Revolución: desde esta estación podrás acceder a la emblemática Plaza Roja de Moscú. 76 esculturas ordenadas cronológicamente representan la creación de Rusia desde 1917 hasta 1838.

La Plaza Roja de Moscú

La Plaza Roja de Moscú es seguramente el lugar más emblemático de Rusia y un lugar imprescindible en nuestro viaje. Como si de una Matrioshka se tratase, la Plaza Roja de Moscú esconde una maravilla tras otra. La variedad de monumentos, zonas comerciales y atractivos con los que cuenta la Plaza Roja nos permitirían pasar unas vacaciones enteras visitando solo este lugar.

  • La Iglesia de San Basilio: la Iglesia de San Basilio es una maravilla arquitectónica digna de cualquier palacio de película de dibujos animados. La leyenda dice que Iván el Terrible ordenó dejar ciegos a los arquitectos del proyecto para que no pudiesen repetir semejante belleza.
  • El Kremlin: el Kremlin es un conjunto de edificios civiles y religiosos que incluye 4 palacios y catedrales. Está rodeado por una muralla presidida por varias torres. El Kremlin se relaciona con el gobierno, estableciendo un paralelismo con la Casa Blanca norteamericana. Junto a la muralla hay un cementerio en el que están enterrados algunos personajes históricos como Stalin o el astronauta Yuri Gagarin.
  • El Centro comercial GUM: la “Tienda Universal Principal” es un edificio situado frente al Mausoleo de Lenin. Es una impresionante obra arquitectónica con una fachada de casi 250 metros. Una visita obligada para contemplar su belleza y coger fuerzas comiendo en alguno de sus restaurantes.
  • El Museo Estatal de Historia: otro espectacular edificio situado en la Plaza Roja en el que se esconden pedazos de la historia del pueblo ruso desde la prehistoria hasta la actualidad.

Túnel de metro de Moscú

Otros lugares imprescindibles en Moscú

El atractivo de Moscú no finaliza en la Plaza Roja. Uno de los lugares imprescindibles en la capital de Rusia que nos permitirá adentrarnos de lleno en la historia del siglo XX es el Museo del Cosmonauta. La carrera espacial fue uno de las principales protagonistas de la Guerra Fría.

En el Museo del Cosmonauta se encuentra el primer satélite ruso, el Sputnik, y también el Sputnik 2, en el que la perrita Laika viajó al espacio. Podrás ver la escafandra del astronauta Yuri Gagarin y la estación espacial MIR, que curiosamente en ruso significa “Paz”. En los exteriores del museo hay una impresionante torre de titanio de más de 100 metros de altura que se erigió como homenaje a los héroes conquistadores del espacio.

De vuelta a la Tierra, y para asimilar tantas emociones, recomendamos una visita al museo del Vodka, un recorrido por la historia de esta característica bebida rusa. En el museo podrás probar alguno de los Vodka más famosos del mundo y seguir el recorrido con una gran sonrisa en la cara.

Una perspectiva diferente de Moscú es el centro de negocios Moscú City, un moderno complejo empresarial y financiero situado a orillas del Río Moskova en el que se puede disfrutar de la inmensidad de algunos rascacielos, centros comerciales y edificaciones vanguardistas.

Si quieres contemplar Moscú en toda su plenitud, no debes dejar de visitar la Colina de Los Gorriones, un entorno natural en el que se ubica La Universidad Estatal de Moscú y que nos ofrece la oportunidad de disfrutar de las mejores vistas panorámicas de la ciudad.

Hay otros lugares que merece la pena visitar en Moscú, como la Calle Arbat, la Galería de Arte Tretiakov, el Teatro Bolshoi o el museo Pushkin. Ahora te invitamos a conocer algunas curiosidades de Moscú.

Vista aérea de Moscú por la noche

Curiosidades de Moscú, la capital rusa

Moscú es la segunda capital europea más poblada, solo superada por Estambul. Pero lo más curioso es que de sus aproximadamente 12 millones de habitantes, tan solo algo más del 2% son nativos de la ciudad, lo que demuestra su marcado carácter cosmopolita.

En Moscú se encuentra la biblioteca más grande de Europa, con casi 50 millones de ediciones y documentos en casi 400 idiomas. Se trata de la Biblioteca Estatal de Rusia, situada en el mismo centro de Moscú y que también merece la pena visitar.

Siguiendo con las curiosidades culturales, hay que destacar que Moscú ha sido declarada como una de las ciudades más recomendadas para cursar estudios universitarios, tanto por la accesibilidad a la educación como por el prestigio de sus universidades.

Otro dato curioso de Moscú es que es considerada como una de esas ciudades que nunca duermen. Esto es una gran noticia para un viajero. No solo abren sus discotecas y locales nocturnos, sino que se pueden realizar excursiones guiadas por la ciudad e incluso visitar algunos museos.

Otra de las características de Moscú es su seguridad, que quedó demostrada en su organización del Campeonato del Mundo de Fútbol de 2018. Moscú cuenta con un sistema de vigilancia dotado con miles de cámaras por toda la ciudad.

Aunque no se siente la presencia de las fuerzas de seguridad en determinadas zonas, en el momento que ocurre algo aparecen como por arte de magia de la nada para controlar la situación. Esta es otra gran noticia para los amantes del turismo que sin duda encontrarán en Moscú uno de los destinos más originales y atractivos del mundo.