¿Estás buscando un visado para Estados Unidos?

Explora a través del vino: enoturismo en Estados Unidos

por Ana Sofía Teresita | 22 de abril de 2020
Copa de vino tinto

¿Le gustaría conocer las 5 mejores opciones enoturísticas en Estados Unidos? Si hay un sector que ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años es el del turismo enológico. A través de la diversificación de la oferta turística y la fusión con otros sectores, el mundo del enoturismo atrae a expertos y curiosos que, ya sea por pasión o placer, deciden gozar de unos días de ensueño entre viñedos, barricas y tradición.

Aunque el protagonista principal de este tipo de escapadas es, sin duda, el vino, no es el único factor que influye a la hora de escoger un destino. El enoturismo ofrece cada vez más combinaciones mezclando cultura, naturaleza, gastronomía e historia y suele ir de la mano del turismo sostenible y las escapadas rurales.

Entre los destinos mundiales más populares para disfrutar del turismo enológico están Italia, Francia, España y sí, Estados Unidos. Aunque la potencia norteamericana nunca ha gozado del encanto místico que rodean la Toscana italiana o el Burdeos francés, Estados Unidos está entre los cinco primeros países productores de vino del mundo, con algunos vinos entre los mejores valorados en los concursos de más prestigio internacional. Le presentamos las principales bodegas de vino en Estados Unidos.

Enoturismo entre montañas: Charlottesville, Virginia

El tercer presidente de los Estados Unidos, Thomas Jefferson, lo tuvo muy claro: la zona central del estado de Virginia fue la escogida para convertirse en la región vinícola principal de la joven nación para hacer frente a la potente producción de vino europea.

El circuito vinícola de Monticello, el principal de esta zona, no sólo cuenta con una historia fascinante y viñedos de más de 300 años, sino que además se encuentra enclavado en la espectacular y colorida Cordillera Azul, uno de los destinos naturales más bonitos del país.

Charlottesville se ha convertido en los últimos años en el epicentro cultural y gastronómico del estado de Virginia. Es uno de los principales viñedos en Estos Unidos. Su ambiente festivo y joven, así como su arquitectura colonial, hacen de esta pequeña ciudad un punto ideal para visitar algunas de las mejores bodegas de los Estados Unidos. 

Las bodegas Jefferson son de las más populares de la zona, especialmente conocidas por su variedad de uva Viognier. Por otro lado, las bodegas Veritas son más conocidas por su localización al encontrarse cercanas al acceso de la Cordillera Azul. 

Viñedo con una montaña de fondo

Principales bodegas en EE.UU.: Finger Lakes, Nueva York

Nueva York es famoso por su capital homónima, pero el estado tiene mucho más que ofrecer y quizás te sorprenda saber que su oferta enoturística está entre las mejores de Estados Unidos. Finger Lakes es una zona al norte, cerca de la frontera con Canadá, que se ha convertido en una de las zonas vinícolas principales de la costa este de EEUU.

Otoño es la mejor época del año para hacer enoturismo en esta región. Los paisajes saturados por los tonos rojizos y amarillos de las hojas caducas le dan un aspecto de cuento que liga a la perfección con las excelentes bodegas halladas en Finger Lakes.

Los tres lagos que dominan el territorio definen las tres rutas enoturísticas principales: Cayuga, Keuka y Seneca. Sus más de 60 bodegas en total ofrecen una gran variedad de experiencias. Recomendamos planear bien la visita, pues resulta imposible visitarlas todas. Algunas de las más conocidas son Bloomer Creek, Silver Springs, y la histórica Bully Hill Vineyards.

Un clásico destino enoturístico de EE.UU.: Napa, California 

Con más de 400 bodegas, el valle de Napa es la región de Estados Unidos con la mayor concentración de bodegas y, por ende, uno de los viñedos en Estados Unidos más impresionantes. Gracias a las favorables características climáticas de la zona así como a la riqueza de su suelo y diversidad geográfica, esta zona de California produce una gran variedad de vinos y es considerada como una de las principales bodegas de vino en Estados Unidos y una de las mejores regiones enoturísticas del mundo.

Famosa por sus variedades de Cabernet Sauvignon y Chardonnay, la región tiene muchos más vinos para los amantes de la enología. Además, aparte de una excelente experiencia enoturista, el valle también ofrece una espectacular oferta gastronómica con restaurantes aclamados nacional e internacionalmente. 

Uva verde

Destino enoturístico en auge de EE.UU.: Fredericksburg, Texas

Aunque menos conocido en el mundo del enoturismo, el estado texano gana terreno progresivamente y se va haciendo un lugar entre los mejores destinos enoturísticos del país. Su clima y terreno cumplen todas las condiciones idóneas para la industria vinícola.

Con algunos de los viñedos más extensos de Estados Unidos, sus espectaculares paisajes y la calidez de sus habitantes hacen de Fredericksburg unos de los destinos enoturísticos en auge más bien valorados. La mayoría de las bodegas son familiares y se pueden visitar todo el año gracias al clima de la zona. Algunas de las variedades que atraen atención internacional son sus Chardonnay, Albariño y Petite Sirah.

Entre todas las bodegas que dominan el paisaje del centro de Texas, Becker Vineyards destaca como una de las bodegas más antiguas y con una historia fascinante. Las bodegas Grape Creek, por otro lado, cuentan con unas vistas espectaculares que recuerdan a la Toscana italiana. 

Una experiencia enoturística en el gigantesco valle de Sonoma, California 

¿Qué hace de Sonoma una de las mejores zonas vinícolas de todo el planeta? Aparte de disfrutar del clima ideal, como la mayor parte del estado californiano, Sonoma se extiende desde el océano pacífico hasta las montañas Mayacamas, lo que premia esta área de más de 24.000 hectáreas con una variedad geológica y topográfica única e ideal que cruza 18 de las 246 Áreas Vitivinícolas Americanas. Esto la convierte en uno de los mejores viñedos en Estados Unidos.

El resultado es una producción de vino que brilla por su excelencia, calidad y variedad. Las variedades más populares de la zona son los Chardonnay, Pinot Noir y Cabernet Sauvignon.

Sonoma ofrece una experiencia enoturística para todos los gustos, desde bodegas históricas como la mítica Buena Vista, una de las más antiguas de California, hasta vinos experimentales y orgánicos como los de la bodega Benziger Family o la St. Francis Winery & Vineyards.