¿Estás buscando un visado para Europa?

Qué hacer en Córcega: las mejores actividades de la isla

por Elena Escudero | 24 de enero de 2022
La Cala Goloritzé

Dentro de la región francesa, al sur del país y en mitad del mar Mediterráneo, nos encontramos con esta pequeña isla: la isla de Córcega. Esta tranquila isla ha sido cuna de personajes populares como Napoleón, Laetitia Casta y se cree que hasta Cristóbal Colón. 

La isla ofrece bellas y atractivas panorámicas que podremos encontrar tanto en sus fantásticas playas como en su coloridas y frondosas montañas, con cumbres que puede llegar a superar los 2000 metros de altura y por las que podemos hacer su famosa ruta de senderismo: Grande Randonnée.

Bonifacio Citadel

Empezaremos la ruta por una de las ciudades con más encanto que podemos encontrar en Córcega y a la que quizás deberíamos invertir más tiempo para visitar.

Esta ciudad se encuentra al sur de la isla y presume de estar en uno de los emplazamientos más privilegiados de todo Córcega. Una de las zonas más visitadas de Bonifacio es la Ville Haute, situada al borde de unos acantilados rocosos erosionados por el golpeteo constante del agua y el viento. Justo delante encontramos las islas Lavezzi, un lugar conocido por los aficionados al buceo por sus increíbles fondos marinos, llenos de vida y coloridos arrecifes.

La ciudad de Bonifacio parte de una fortaleza que ha estado marcada por la historia y ha ido evolucionando, pasando por la fortificación pisana, medieval y la actual, francesa. 

Uno de los edificios fundamentales en la defensa de la fortaleza es el Bastión de l’Etendard. Este edificio servía principalmente para proteger la Porte de Gênes y de paso controlar las entradas a la ciudad y el puerto. Dentro del Bastión podemos encontrar un monumento conmemorativo que alberga salas subterráneas y el Jardín des Vestiges. Una edificación que no debes dejar de visitar en la zona es la iglesia Saint-Dominique, declarada monumento histórico desde 1862. La estimación de su construcción data de 1270.

Otros emplazamientos para visitar serían la plaza del mercado y el Mirador de Menichella. Aunque la plaza cierra en temporada alta por la afluencia de turistas, es un lugar que no puedes perderte por sus espectaculares vistas. Existen varios monumentos para visitar que dejaremos que descubras por ti mismo para no romper la magia del momento, pero por si te despistas un poco, no olvides visitar las islas Lavezzi.

Este archipiélago posee cientos de islotes y se encuentra a unos 10 kilómetros de la ciudad de Bonifacio. Tiene una reserva marina que lleva protegida desde 1892 que lo hace ideal para hacer esnórquel o buceo. Se puede llegar en barco desde los puertos de Bonifacio o Porto-Vecchio o alquilar una embarcación.

De los 10 días, deberíamos emplear unos 3 solo para contemplar la absoluta belleza que ofrece esta ciudad y que nos dé tiempo a perdernos un poco por las calles de la ciudad vieja.

Golfo de Porto en Córcega

Porto-Vecchio

Aquí podremos encontrar algunas de las mejores playas de Córcega, es por eso que recomiendan coche y mapa para no perderte ninguna de ellas, ya que todas, en mayor o menor proporción, tienen un encanto especial.

Las playas son la principal atracción de esta localidad portuaria. Aunque son playas normalmente concurridas, son amplias y limpias en su gran mayoría. En sus alrededores podremos encontrar diversos restaurantes donde degustar marisco recién pescado o simplemente tomarnos algo.

Su playa más famosa es la de Palombaggia. Es una playa larga con mucho ambiente. Su agua es muy cristalina y de poca profundidad. A pocos metros de la orilla ya podremos encontrar rocas que explorar mientras practicamos esnórquel. El espacio de la arena no es muy amplio, se encuentra arropada por árboles bien espesos que nos pueden hacer de sombrilla si no queremos tanto sol.

Para los menos playeros, tranquilos, en la misma playa podemos encontrar un bar/restaurante donde cobijarnos del sol y disfrutar de un buen refrigerio mientras nos deleitamos con música en directo.

Ajaccio

Esta ciudad es la capital de la isla de Córcega, es justamente aquí donde nació el emperador francés Napoleón Bonaparte. Aquí podremos encontrar la Mansión Bonaparte que, a día de hoy, sirve como museo donde se exponen retratos y recuerdos de la familia. Si lo tuyo son los museos y la historia, existen varios de ellos concentrados en esta zona

En esta bella capital también encontraremos la Capilla Imperial. Esta capilla se construyó por orden de Napoleón III entre 1857 y 1859. Es aquí donde podemos encontrar las sepulturas de la familia del emperador Bonaparte. Recorriendo las calles de la ciudad, veremos varios puestos y monumentos dedicados a la historia de Napoleón.

Después de un largo paseo, disfrutar de sus calles, mercados, monumentos y museos, podemos cerrar la tarde en las Islas Sanguinarias. Este pequeño paraíso natural es admirado por todos los turistas que se acercan a sus costas, ideales para ver los atardeceres. Existen varias hipótesis sobre el origen de su nombre. Una de las hipótesis dice que su nombre se debe al color rojizo que puede verse en algunos atardeceres cuando el sol está cerca de esconderse, pero la hipótesis que a mí me llama más la atención es que fue un lugar de batalla entre piratas, donde concurrían con frecuencia y se libraban sanguinarias batallas.

Atardecer en Ajaccio

Calvi

A orillas del mar Mediterráneo nos encontramos con esta hermosa comuna y población de Córcega. Su principal punto de interés es su enorme ciudadela, presidiendo un promontorio rocoso, vigilando la entrada del mar. Esta fortaleza, construida por los genoveses entre los siglos XIII y XVI, cuenta con 2 torres y 5 bastiones que permanecieron firmes y resistieron el intento de conquista varias veces hasta finales del siglo XVIII, cuando fue conquistada por los franceses.

Hay una leyenda local que asegura decir que esta fue la ciudad que vio crecer a Cristóbal Colón en 1441. En ella podremos encontrar la supuesta casa donde residía, a día de hoy derruida, pero con el encanto de la duda: ¿fue o no fue su casa?

Dicen que tomar el tren en Córcega puede ser una verdadera aventura. En esta ciudad existe un pequeño tren al que los ciudadanos de Calvi lo llaman comúnmente “Trinichelli”. Este tren de dos vagones te llevará a Île Rousse. Durante el viaje, hace varias paradas para que los turistas puedan tomar algunas fotos de sus espléndidas playas.

Una vez en Île Rousse, podremos dar un paseo y caminar a lo largo del puerto y perdernos un poco por las calles del casco antiguo de la ciudad, ideal para descubrir pequeñas tiendas y restaurantes donde disfrutar de la gastronomía del lugar.

Si estamos durante el mes de julio por la isla, no puedes perderte el festival que tiene lugar en esta ciudad: Calvi on the Rocks. Este festival atrae a miles de personas todos los años. Suelen venir artistas de renombre como Jan Blomqvist, Purple Disco Machine, Nina Kraviz, entre otros, todos de la escena musical más ecléctica y electrónica.

Ruta de Senderismo GR20

Si lo tuyo es el senderismo y tienes 10 días para visitar la isla de Córcega, podrás hacer esta dura pero fantástica ruta de senderismo. Existe la ruta Norte y la ruta Sur, puedes hacer una de las dos o, si tienes tiempo y te atreves, puedes hacer las dos.

La ruta norte se divide en 9 etapas. La primera de ellas tiene una duración aproximada de 6 horas 30 minutos. Parte desde el pueblo de Calenzana y atraviesa el macizo de Bonifatu. La segunda etapa son 7 horas aproximadas y va desde Ortu di u Piobb a Carozzi. La tercera etapa va de Carozzi a Ascu Stangu y tiene una duración aproximada de 6 horas 10 minutos. La cuarta etapa va de Ascu Stagnu a Tight Gettu y la podremos completar en 4 horas. La etapa número 6, dura unas 8 horas y va desde Ciottoli di i Mori a Manganu. En la séptima etapa llegaremos hasta Petra Piana en aproximadamente 6 horas 40 minutos. La octava etapa va de Petra Piana a L’Onda y se podrá recorrer en 4 horas 50 minutos, y la novena y última etapa de la ruta norte llega hasta Vizzavona y se tarda aproximadamente 6 horas.

La ruta del sur es algo más corta y se divide en 7 etapas. La ruta comienza en Vizzanova y llega hasta Capannelle, el tiempo aproximado para esta etapa es de 5 horas 15 minutos. La segunda etapa va de Capannelle a Prati y tiene una duración de 6 horas 10 minutos. De Prati iremos a Scioli para tercera etapa que, tiene una duración aproximada de 5 horas 45 minutos. Para la cuarta etapa, saldremos de Scioli y en aproximadamente 4 horas 25 minutos, llegaremos a Matanza. En la quinta etapa iremos de Matanza a Asinau, donde se estima una duración de 4 horas. En la sexta etapa, de Asinau, iremos a Paliri, siendo esta etapa una de las más largas, con aproximadamente 7 horas de duración. Por último, si aún nos quedan fuerzas, iremos de Paliri a Conca en aproximadamente 5 horas.

En cada una de las paradas, al finalizar la etapa, encontraremos refugios, equipados con servicios de ducha, cocina, dormitorio, chimenea, etc. La acampada libre está prohibida, por lo que tendremos que hacer uso de los bivouacs que también podemos encontrar al finalizar la etapa.