¿Estás buscando un visado para Benín?

Viajar a Cotonú: descubre la ciudad más grande de Benín

por Cristóbal Manjón | 8 de marzo de 2021
sabana con niebla en Cotonu Benin

Cotonú es la ciudad más grande de Benín. Ubicada en el sur del país, se halla envuelta por el lago Nokoué y el Golfo de Guinea en el Océano Atlántico. Está dividida en dos por el canal de la laguna de Cotonú. Tiene poco más de 760.000 habitantes y es la principal ciudad del país, donde encontramos la sede del gobierno central y la capital económica.

Benín cuenta con varias ciudades principales, pero la principal característica de esta ciudad es su puerto autónomo de Cotonú, donde se incluye un aeropuerto y una línea ferroviaria que conecta con Parakou. Gracias a este puerto, sus países colindantes se ven beneficiados a través de las vías terrestres para poder distribuir y recibir mercancía.

personas navegando en Cotonu Benin

¿Qué ver en Cotonú?

Aunque Cotonú es básicamente una ciudad comercial, podemos disfrutar igualmente de ella. Posee varios puntos turísticos, incluyendo edificios con una arquitectura singular, pedacitos de historia, museos, balnearios, etc. Sus principales atractivos son:

Mercado de Dantokpa

El Gran Mercado de Dantokpa es popular por sus calles aparentemente interminables y llenas de puestos comerciales, es el mayor mercado de África Occidental. Se encuentra situado a las orillas del lago de Nokoué y el Blvd St Michel. Es el mercado principal de los comerciantes de África Occidental y África Central, incluyendo a países como Camerún.

En este mercado podremos comprar absolutamente de todo, desde lo más clásico y característico de este mercado, el pescado, hasta jabón, sandalias, recambios para coches o incluso una cabra. El mercado posee incluso una zona “fetiche” para los más místicos y morbosos.

En el extremo norte podremos encontrarnos una zona donde se venden artículos relacionados con el vudú. Estos artículos pueden ser desde cortezas de árboles y plantas secas hasta partes de animales. Debemos tener cuidado y buen estómago para adentrarnos en esta zona del mercado ya que, nada más entrar está sección, sentiremos un desagradable olor debido a la descomposición de las partes de los animales.

Saint Michel Church

Esta iglesia católica se encuentra al sur-oeste del Mercado de Dantokpa, a escasas calles, en la Blvd St. Michel. Su fachada principal de colores melosos, la hacen muy atrayente a la gente, aunque su interior es más conservador.

Esta pequeña iglesia, aunque muy espaciosa, tiene como peculiaridad que abre 24 horas al día, los 7 días de la semana. Allí todos los días son domingos, celebran misas cada hora, incluso a petición de los visitantes y a lo largo de toda la semana.

El idioma en el que ofrecen estas misas es en francés, que es el idioma oficial del país, pero los domingos, dan la opción de hacer la misa en inglés para los visitantes extranjeros. También se celebran bodas, bautizos y comuniones. Justo en el recinto, en el acceso a la parte más sagrada de la iglesia, se encuentra una virgen expuesta sobre un pequeño jardín. Muchos de los visitantes rezan a esta virgen mientras hacen cola para poder acceder a la misa. Justo a la izquierda de la Virgen y sobre una pequeña plataforma construida de color marrón, se encuentra la representación de Cristo crucificado, a la que se accede por unas escaleras para poder santiguarse y besarle los pies.

Catedral de Nuestra Señora de la Misericordia de Cotonú

Es comúnmente conocida como la Catedral de Cotonú y se encuentra ubicada en la Avenida Clozel, tocando el puente de Ancien Pont.

Su principal atractivo es su fachada de franjas rojas y blancas que, por sus colores y arquitectura, nos recuerda a los primeros santuarios cristianos. Estos colores tan característicos son en parte por ser la sede de la Arquidiócesis de Cotonú, que son los colores principales del escudo de este tipo de iglesias y la hacen una de las más antiguas del este de África.

La catedral consta de tres naves, la principal de ellas consta de seis tramos delimitada por pasillos y galerías, un ábside plano y ciego que alberga una representación de la crucifixión de Cristo y un pequeño santuario de oraciones.

Fondation Zinsou

Este es un museo de arte en Benín que nació de una fundación en junio de 2005 en el que podemos encontrar todas las creaciones culturales del continente para luchar de manera metafórica contra los prejuicios sobre las iniciativas artísticas y culturales en África, que a menudo no son bien recibidas o aceptadas.

Según sus creencias y filosofía, el arte no solo nos enseña, sino que también sirve para liberar el espíritu ante creaciones como la de un ser de cartón piedra que mide 3 metros de altura o frente a las máscaras de Guédé que cuentan el día a día de nuestras vidas. Podremos conocer mejor la cultura del continente a través de su propio arte e historia observando creaciones que, según ellos, siempre han estado ahí.

En definitiva, es un espacio muy agradable donde poder relajarse un rato y desconectar de la ciudad de Cotonú. Tiene un restaurante muy acogedor donde poder realizar una parada y tomarse un café en el sofá.

Places des Martyrs

Aquí nos encontraremos con un triste y solitario monumento, pero histórico, que se construyó en 1979 con la ayuda de Corea del Norte para apoyar la República de Benín por aquel entonces. La República Popular de Benín fue un estado comunista que se estableció en noviembre de 1975 y duró hasta marzo de 1990, en la que se adoptó una nueva constitución después del abandono del marxismo-leninismo por parte de los gobernantes.

atardecer sobre el mar de Benin

Plage De Fidjrossè: Les Merveilles d’Afrique Mode

Si queremos variar de actividades y despejar la mente, lo mejor es ir a la mejor playa de la ciudad. La traducción al español sería “Las maravillas de la moda africana” y aunque no es una playa que posea algo demasiado especial, es considerada como la mejor playa de la zona. Es muy amplia, una de las más largas del mundo, de arena blanca y rodeada de verde.

El acceso a la playa suele ser gratuito, pero hay algunos lugareños en temporada alta de turismo, se apropian de una parte de la playa y cobran por pisar “su arena”. También posee pequeñas villas llenas de cabañas en las que poder pasar unos días. La playa se encuentra a unos 20 minutos de la ciudad y se puede ir tranquilamente en bicicleta.