¿Estás buscando un visado para México?

Lugares que no te puedes perder si viajas a México

por Pancho Barranco | 21 de marzo de 2022
La Pirámide del Sol, Teotihuacán

Si hablásemos de un país que albergase 32 espacios protegidos por la UNESCO, que tuviese una historia milenaria y llena de curiosidades, no podríamos estar refiriéndonos a otro que no fuera México.

Situado en América Central y haciendo frontera con Estados Unidos, Guatemala y Belice, México es uno de los países más visitados por los turistas en los últimos años. En este artículo verán por qué y, seguramente, a ustedes también les pique la curiosidad de visitar el país, ¡si es que no la tenían de antes!

 Culturas milenarias de México

No podíamos empezar de otra manera que no fuera haciendo un breve resumen de la historia de México, pues cuenta con una infinidad de detalles preciosos y, aunque no sea un lugar físico que puedas visitar, conocer la cultura mexicana es esencial para entender todos los lugares más importantes turísticamente hablando.

  • Los olmecas, hasta donde se conoce, son la civilización más antigua de América Central. Surgieron antes del año 1000 a.C. y se centraban principalmente en la agricultura. Hoy en día, algunas de sus obras arquitectónicas siguen en pie, como la Pirámide de La Venta o la de San Lorenzo.
  • La cultura teotihuacana data alrededor del año 1000 a.C y actualmente se desconoce prácticamente todo de esta cultura. Se sabe de su existencia por las ruinas y restos de la ciudad Teotiuacán, que recomendamos encarecidamente visitar.
  • La cultura maya clásica, de la cual se dice que existían indicios sobre el año 2000 a.C. y que duró aproximadamente hasta el 200 d.C., es una de las culturas más famosas de México por sus conocimientos en astronomía, astrología y matemáticas. Se dice que una serie de sequías y la presión demográfica produjeron la desaparición de esta cultura ya que presumiblemente emigraron a la península de Yucatán.
  • Los aztecas, tras una guerra contra las ciudades de Tlaxcala y Huejotzingo, consiguieron la victoria y formaron un imperio de 38 provincias y unos 5 millones de habitantes, que en esa época era un imperio muy grande.

Pueblos Mágicos de México

Los Pueblos Mágicos son lugares plagados de historia y marcados por el paso de algunas de las culturas milenarias que comentamos anteriormente. Ciudades preciosas con muchas curiosidades que emanan una magia que te encantará.

Hay un total de 132 Pueblos Mágicos en México, y algunos de ellos son:

Heroica Puebla de Zaragoza

Puebla es la única de la lista que no es un pueblo, es una ciudad. Es una ciudad repleta de cultura y belleza y uno de los sitios más históricos de todo México. La arquitectura de esta ciudad es de las más espectaculares del país y está rodeada de iglesias y museos históricos que cuentan desde la revolución mexicana hasta la construcción del Nuevo Mundo.

Para conocer más sobre la ciudad de Puebla: Qué ver en Puebla, México

Palenque, Chiapas

Situado al noroeste del estado de Chiapas y rodeado de una selva de clima tropical, cerca de la ciudad de Palenque se encuentra una de las zonas arqueológicas más importantes de la cultura maya.

La ciudad de Palenque fue fundada en el siglo XVI y actualmente se conserva una campana en la iglesia de la ciudad como testimonio de la fundación. A 8 km de la ciudad encontraremos la zona arqueológica, que ha sido y es considerado el centro ceremonial más importante de la cultura maya.

 Cascada El Chiflón en Chiapas

Pátzcuaro, Michoacán

El Pueblo Mágico de Pátzcuaro (“la puerta del cielo”, como se traduce su nombre) se encuentra en el lago que lleva el mismo nombre y es la fusión perfecta entre el pasado colonial, manifestado en templos, conventos o plazas, y la vida moderna.

Un paseo por el pueblo te hará admirar la belleza de sus calles empedradas, iglesias de estilo barroco y sus plazas, rodeadas por mansiones del siglo XVII que hoy en día siguen en buen estado.

Isla Mujeres, Quintana Roo

Isla Mujeres fue un lugar muy frecuentado por peregrinos que adoraban a la diosa Ixchel ya que los mayas erigieron un faro para poder navegar hacia allí.

Esta isla es una de las más populares del Caribe Mexicano y no es de extrañar, pues te encontrarás con albercas panorámicas, hamacas y camastros con vistas espectaculares.

Este lugar, que fue un escondite de famosos piratas, es perfecto para practicar snorkel o buceo ya que cuenta con unos arrecifes de coral hermosos, además de poder disfrutar del nado con tiburón ballena o con delfines, entre otras actividades.

Islas más turísticas de México

Aparte de la ya mencionada, México cuenta con infinidad de islas en su territorio. Hay algunas que son tan pequeñas que no sirven como lugar turístico, pero cuenta con un gran número de pequeñas islitas que son un paraíso en miniatura y estas son algunas de ellas:

Islas Marietas

En Nayarit, en las costas de Bahía de Banderas, se encuentra el archipiélago de las Islas Marietas. Dos islotes que debido a su naturaleza volcánica tienen un relieve variado y digno de una película, donde podremos tomar el sol en una playa-cueva al aire libre rodeada de vegetación.

Isla San Pedro Nolasco

Esta isla es, sin duda, un curioso lugar que visitar si quieres hacer una escapadita y tener la tarde entretenida, principalmente porque esta isla alberga algunas de las colonias de focas más grande de México. Como dato histórico, en esta isla podrás visitar los restos del naufragio de un submarino de los Estados Unidos del año 1920.

Isla Tiburón

Nombrada en 2005 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la Isla Tiburón alberga una gran cantidad de fauna marina de diferentes especies endémicas. Además, también ha recibido el reconocimiento como Reserva especial de la Biósfera, una isla única en su totalidad.

Para visitar esta isla se necesitan varios trámites, entre ellos la aprobación de los seris, descendientes de anteriores habitantes de la isla.

Si también quieres disfrutar de las playas y el sol de México durante tu estancia en el país, te recomendamos este artículo sobre las mejores playas de México.

La belleza del mar mexicano

Zonas arqueológicas de México

Teotihuacán, Estado de México

A unos 50 kilómetros al noreste de Ciudad de México se encuentran las ruinas de la antigua ciudad de Teotihuacán. Como muchos de los yacimientos arqueológicos de México, Teotihuacán guarda secretos que aún no han sido develados. Los orígenes de Teotihuacán son inciertos, aunque se cree que algunos de sus habitantes llegaron desde el Valle de México al sur, refugiados de una erupción del volcán Xitle que causó una gran devastación y obligó a los supervivientes de la región a buscar un nuevo lugar donde asentarse. La construcción de la ciudad comenzó probablemente en los dos primeros siglos antes de Cristo.

Los estudiosos de la arqueología coinciden en que se trata de uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de México -y quizá del mundo-. Fue la ciudad más grande de América, y durante su apogeo, alrededor del año 500 d.C., su población era mayor que la de Roma en la misma época.

Bonampak, Chiapas

Aisladas en la selva, a unos 183 km al sureste de Palenque junto al río Lacanja, se encuentran las ruinas de un templo maya extraordinariamente bien conservado (los arqueólogos lo datan en los siglos VII y VIII).

Se llama Bonampak, que significa "paredes pintadas", y tiene unos frescos muy detallados -dibujos que cuentan la historia de los pueblos que vivieron aquí- pintados en el interior de las paredes y los tejados de tres edificios, los que hacen de Bonampak una verdadera delicia y una gran atracción para arqueólogos y visitantes por igual.

Chichén Itzá

No podríamos finalizar de otra manera. Chichen Itzá es el parque arqueológico más restaurado de México y siempre ha sido el más visitado, pero desde que fue votado como una de las Nuevas Maravillas del Mundo en 2007, la publicidad que rodeó esta unción sirvió para atraer aún más visitantes. La antigua ciudad de Chichen Itzá -que significa "la boca del pozo de los Itzás"- es uno de los yacimientos arqueológicos más impresionantes de México.

El sitio arqueológico ocupa unos seis kilómetros cuadrados y le llevará todo el día verlo bien. Los templos están dispuestos de tal manera que representan el tiempo, como un enorme calendario.

Gran parte de las culturas maya y tolteca siguen siendo un misterio y hay desacuerdo entre los estudiosos sobre cómo llegaron los mayas a este lugar y sus relaciones e interacciones con los toltecas. Esto no quita la inmensa sensación de tamaño y grandeza de este lugar; incluso cuando está lleno de turistas, hay tanto espacio que, aparte del templo principal que tiende a abarrotarse, uno puede sentirse bastante relajado paseando por el parque.

El Castillo en Chichén Itzá a la noche